Brindar servicios  y productos de calidad  hoy ya no es suficiente, por ello cada  vez son más  las empresas y pymes que buscan diferenciarse en su mercado a nivel de imagen  corporativa.
El gran interés de empresarios y equipos de marketing que comprueban el gran efecto que tiene la imagen integral de marca o de servicios y productos en sus clientes o consumidores sigue creciendo. Hoy ya no alcanza con ofrecer calidad, las personas necesitan de un valor agregado: lo estético.

Es que todo “entra por los ojos” y, al igual que en una primera cita, arreglarse, maquillarse o vestirse bien funciona para un producto,  marca o empresa. Hay que enamorar al cliente, y para esto hay que trabajar en el factor estético de cada uno de los elementos que conforman la imagen de marca. Una vez obtenida la atención del cliente viene la parte mas difícil, su fidelidad. Hay que mimarlo, trabajar contínuamente en ofrecer nuevos servicios, actualizarse en lo tecnológico, escuchar sus necesidades y sobre todo acompañarlo.

Es el caso de CMIFR. Después de mas de 40 años de trabajo incansable, hoy es el número 1 en el mercado de Accidentología y Medicina Laboral en el país. Esto se debe a su búsqueda de la mejora contínua, en un mercado en donde estar a la vanguardia tecnológica y cuidar del paciente, son algunas de las claves para sobresalir. Varias empresas o marcas ubicadas en esta posición podrían tranquilamente cruzarse de brazos y mantenerse en el tiempo, pero los mercados presentan amenazas, no solamente un posible competidor agresivo que quiera conseguir mayor tajada de la torta sino el mismo cliente que notará el abandono por parte de la empresa, quedando desactualizada en el tiempo. Otro factor importante a tener en cuenta son los RRHH, ya que el personal debe sentirse parte de una empresa exitosa, con objetivos claros y la motivación necesaria para que cada integrante ofrezca desde su puesto la mejor atención posible.

“Ser primeros en el mercado es la posición  más  difícil de  mantener. Hay que ser el ejemplo a seguir, lo que implica creatividad  y visión.“

Es por esto que CMIFR ha decidido avanzar en todos los aspectos, no sólo en lo funcional y tecnológico, sino también en su imagen de empresa dentro y fuera. Hace 3 años nos contrataron para mejorar la calidad en su comunicación respetando su identidad corporativa. Desde entonces han invertido permanentemente en cambios edilicios, señalética, cartelería, folletería, indumentaria y publicidad.

Ser primeros en el mercado es la posición más difícil de mantener. Hay que ser el ejemplo a seguir, lo que implica creatividad y visión. Es por eso que CMIFR trabaja todos los días, desde todas las áreas, para continuar siendo el mejor.