El Dr. Iezzi, un prestigioso especialista en fraude empresarial, nos brinda un panorama de la situación actual en torno a la situación de la litigiosidad por accidentes laborales.

 

Iezzi-Varone

Iezzi-Varone

El Centro Médico Integral Fitz Roy ha emprendido un camino de lucha contra el fraude y la litigiosidad que se genera a partir de la práctica inescrupulosa de algunos estudios jurídicos que asedian empleados víctimas de  accidentes laborales.

En este camino, ha sido muy importante el asesoramiento y acompañamiento profesional que ha recibido de parte del estudio jurídico Iezzi&Varone (www.iezzivarone.com).

La experiencia y la larga trayectoria de estos dos profesionales en materia de fraude empresarial, ha contribuido a reforzar esta campaña, llevando a la justicia aquellos casos en los que el Centro Médico Integral Fitz Roy ha detectado hostigamiento a sus pacientes.

En esta ocasión, la Revista Salud Laboral, tuvo la oportunidad de entrevistar al Dr. Varone, para conocer su visión respecto de esta problemática.

R.S.L:-¿Dr., Qué es exactamente la litigiosidad?

DR. V: -Un litigio es un enfrentamiento o discusión entre dos o más personas por diferencia de opiniones o de intereses, que generalmente llevan a juicio.

Muchas situaciones se repiten y llevan a medir o graduar en estadísticas el “nivel de LITIGIOSIDAD”, Este es el caso de los reclamos infundados y/o fraudulentos por siniestros a las Aseguradoras de Riegos del Trabajo (ART) y sus empresas aseguradas.

Desde ya, muchos reclamos por diferencias son legítimos, pero el problema se presenta  cuando actúan los abogados “carancheros” que, bajo argumentos falsos, instigan a demandar a los lesionados por situaciones que no corresponden, o bien “inventan” accidentes, constituyendo fraudes a las ART y las empresas aseguradas.

R.S.L:-¿De qué modo esta práctica  pone en riesgo la sustentabilidad del sistema de riesgo del trabajo?

DR.V: -Todo sistema asegurador se basa en un cálculo actuarial. Es decir,  se estima cuántos siniestros o contingencias se deben cubrir, conforme el bien que se asegura. Cuando esa estimación aumenta (más siniestros), aumenta el costo.

Pongamos un ejemplo: en el seguro de autos, todos pagamos el canon mensual, para que cuando a una persona de ese grupo sufra un siniestro (robo o choque), la compañía le abone ese evento. Si se inventan o aumentan los daños, estamos perjudicando al sistema y ponemos en riesgo su continuidad, ya que, no sólo es probable que se aumenten las tarifas, sino que, en un momento, si esa escalada continúa, resultará inviable el sistema y no se cubrirá más. Un ejemplo práctico de la realidad en esta situación, es por ejemplo lo que ha sucedido con los estéreos o equipos de audio de los automóviles.

R.S.L: -¿Cómo afecta al trabajador y qué derechos se ven vulnerados?

DR.V:- Estos reclamos infundados o fraudulentos, generan, no solo mayores costos, sino que desvirtúan el sistema, obligando a una mayor restricción o, mejor dicho, ser más exhaustivos en las prestaciones a brindar.

R.S.L: -¿Cómo puede un trabajador detectar que está siendo acosado por un “carancho”?

DR.V: La técnica de abordaje de los “punteros” es muy simple y común. Los “abordan”, les consultan acerca de su accidente y la cobertura que le dio la ART, y paso siguiente, les prometen beneficios o prebendas que no existen, trasladándolos a un estudio jurídico para la firma de un acuerdo de honorarios

R.S.L: -¿Qué debe hacer un trabajador que está siendo objeto de esto?

DR.V: -Ignorarlos. También puede y debe consultar con el área de RRHH de la empresa, o con el sindicato o bien con algún colega “serio y responsable”. Complementariamente, podría consultar a la misma ART.

Es importante que dé aviso de estas situaciones, así se pueden tomar las medidas del caso para denunciar, sancionar y erradicar estas prácticas y sus autores.

R.S.L: -¿Qué medidas están llevando a cabo el estudio y el Centro Médico Integral Fitz Roy para combatir esta práctica?

DR.V: -Llevamos a cabo la verificación de estas prácticas a través testigos, vistas fotográficas y video filmaciones con certificación notarial. Luego, a través de ellas, efectuamos denuncias judiciales ante las autoridades por hostigamiento y administrativas a los colegas en los colegios de abogados por la violación a la ética.

R.S.L: – ¿Cuál está siendo hasta el momento la respuesta de la justicia frente a las denuncias?

DR.V: -Hasta ahora, hemos tenido una recepción favorable y las acciones están en pleno trámite.