Un ejemplo de superación. Acompáñanos a conocer la inspiradora historia

Silvio era vigilador de un country en Ezeiza. Cuando volvía en moto a su casa a las 6am, tras finalizar su jornada, fue embestido por un auto en la autopista Ezeiza-Cañuelas.

Una ambulancia lo lleva de emergencia al Hospital de Cañuelas, pero para salvar su vida fue derivado a nuestro Centro Médico. Llegó a la clínica con pronóstico reservado y ahí empezó el partido más duro de su vida.

Para Silvio, el desafío estuvo claro desde el comienzo: a ese partido había que ganarlo. Acompáñanos a conocer cómo las ganas de superarse, la contención familiar y la pasión por el fútbol son los principales motores de Silvio.