Tiene 56 años. En el año 2012, como empleado de una empresa gráfica, sufrió un aplastamiento de mano izquierda con posterior amputación debajo del codo. Internado en el Centro Médico Integral Fitz Roy, comenzó su Terapia Ocupacional en enero de 2013. Un recorrido etapa por etapa, para comprender que todo puede lograrse.

 

adaptado_cmfr

1° etapa: tratamiento pre- protésico

Objetivos:

  • Favorecer la conformación y desensibilización del muñón
  • Entrenar en independencia unimanual
  • Facilitar la adaptación de esquema corporal

Testimonio:

– “Me costó mucho retomar mi vida luego de la amputación, me daba vergüenza en vez de mirarme a la cara me miraban mi brazo”. – “Durante las sesiones aprendí a atarme los zapatos con una mano, cortar la comida con un cuchillo tenedor, antes de eso sentía ser un inútil”. – “Poco a poco entendí que tenía que concurrir al tratamiento para superar esta etapa, me propuse siempre una nueva meta, cuando me daban una actividad yo hacia el doble”. La terapista me dijo: quiero ver cómo te atás los zapatos… yo, el día antes lo había practicado en mi casa, entonces le dije yo puedo y le mostré y la sorprendí”.

¿Cómo se sintió a lo largo de su rehabilitación?

Le doy gracias a Dios ya que soy el único beneficiario, se han cruzado en mi camino personas que me han atendió y me han hecho bien. Me sentí cómodo desde el primer día, ahora que no vengo los extraño.

¿Qué proyectos tiene?

Voy a trabajar por mi cuenta abriendo una pequeña librería en mi casa, con mi esposa. Ya no me importa si me miran, perdí la vergüenza, yo ya estoy adaptado

2° etapa: entrenamiento con prótesis. Mecánica con guante cosmético y gancho.

Objetivos:

  • Entrenamiento en uso de prótesis para independencia en actividades de la vida diaria (vestido -incluyendo colocación de prótesis-, manejo de utensilios para comer, higiene y cuidado personal, manejo de utensilios de aseo).
  • Entrenamiento en uso de prótesis para independencia en Actividades de la Vida Diaria instrumentales (preparación de comida y limpieza, compras, manejo de dinero).
  • Refuerzo positivo de las capacidades.

Testimonio:

– “A partir de ese momento le puse más voluntad a todo, quería demostrar que yo iba a poder. El primer día me sentí incomodo, cuando lleve la prótesis a mi casa no se querían acercar le tenían miedo, cuando entraba al baño a bañarme me sacaba la pró- tesis y me quedaba mirándola no creyendo por lo que estaba pasando. Tuve otro problema cuando quería salir a la calle, hacía calor y yo me abrigaba… tenía vergüenza. La Terapista Ocupacional me ayudó a comprender, sufrido un accidente, que la prótesis hoy por hoy me iba a ayudar para lograr mi independencia”. – “Hoy es parte mía… me levanto, me visto y si no me la coloco siento que me falta algo, como que no me visto bien”. – “Uso más el gancho ya que con el gancho hasta cuento dinero. Cuando voy al cajero hasta pongo la tarjeta”. – “Iba manejando y al pasar por el peaje le alcancé la plata con el gancho, el señor se asustó y sacó la mano, le dije: no es una broma, agárrame la plata por favor. Fue automático, natural”.