La participación de profesionales de la salud mental en la medicina laboral, cobra cada día más relevancia.

En esta ocasión, queremos compartir con lectores de nuestra publicación un caso específico y mostrar de qué modo los equipos de psicólogos encaran los malestares psicológicos perturbaciones anímicas que pueden derivar de la actividad laboral.

Para ello, a continuación detallaremos un resumen de los resultados obtenidos a partir de la intervención psicológica realizada en un empleado que se desempeña en Centro de Atención al Cliente de una empresa.

 

psicologia

Motivo de derivación/consulta: Interconsulta solicitada por el médico de planta dado que la empleada concurre a verla asiduamente, manifestando irritabilidad e insomnio y solicita “alguna medicación para descansar”

En la derivación también participa su jefe directo debido a que según expresa “es una de las colaboradoras que tiene un buen rendimiento laboral, pero últimamente este último ha disminuido y hubo quejas por parte de los clientes”

Entrevistas:

Desde el inicio de las entrevistas expresó satisfacción y sentirse sorprendida por la disposición de la empresa para ayudarla. Centró su problemática en su estado actual, describiendo multiplicidad de síntomas tales como desgano, hipobulia, insomnio, irritabilidad, etc. A su llegada destaca la perplejidad en relación a su estado anímico actual, baja autoestima y pérdida de confianza en sí misma. “jamás me sentí así, no sé qué me pasa, me costó conseguir este trabajo y adaptarme, no quiero perderlo”. Se detecta en la primer entrevista presencia de angustia y sintomatología de la serie ansiosa.

Refiere que sus allegados le han sugerido ver la posibilidad de suspender las actividades laborales hasta sentirse mejor, al respecto expresa: “me cuesta ir al trabajo, no tengo ganas, no me siento bien” “me dicen que me estoy estresado”

Ante este panorama, se trabaja en dirección a generar un espacio en el cual pueda desplegar su malestar por vía de la palabra y orientarla en la búsqueda de apoyo. Se trabajó con su posición subjetiva actual e histórica con la que llega, observándose permeabilidad y buena recepción a las intervenciones.

Se avanza en las entrevistas sobre aspectos que le permitieron reflexionar e incorporar señalamientos que se le realizaron.

Se orientó acerca de posibles tratamientos teniendo en cuenta su cobertura médica.

Entrevista de seguimiento:

Al cabo de un tiempo, comienza tratamiento psicológico y su desempeño comienza a mejorar según refiere: “no me derivaron al psiquiatra, no hizo falta medicación, poco a poco empecé a dormir y fue importante haber seguido trabajando”

 Detalle de lo trabajado en los espacios de intervención:

1)      Problemática laboral: Logros, identificación con el puesto, idea que tiene acerca de su trabajo en la empresa, desmotivaciones, motivación actual y preocupación acerca de su continuidad laboral.

2)      Aspecto psíquico: Posición subjetiva con indicadores de tipo depresivo, decaimiento, abandono, baja autoestima y angustia. Se trabajó la cuestión histórica sin resolver y búsqueda de apoyo para elaborarlo. Se trabaja acerca de posibilidades, construcciones nuevas. Asimismo se brindaron pautas para mejorar el sueño.

 3)      Continuidad Laboral: Se trabajo sobre la importancia del trabajo en su vida, los logros alcanzados y deseo de superación.

 4)      Cómo continuar: Se trabajó en la orientación de inicio de tratamiento psicológico.

Cabe mencionar que nuestra intervención dentro de la institución es la de generar un espacio de contención, orientar en la resolución de un conflicto y derivar, si fuera necesario, a tratamiento de tipo psicológico/psiquiátrico. Dicha intervención no es pensada bajo el formato de tratamiento psicoterapéutico.

Conclusiones:

Destacamos que en todos los casos se presentó como denominador común el efecto favorable del lugar subjetivo que la persona siente que le proporcionó la empresa al brindarle este encuentro “ser escuchado, alojado y poner en palabras su malestar.

Se actuó de modo preventivo ante una posible licencia psiquiátrica que se aproximaba.

Por último creemos que lo valioso en esta intervención, ha sido revalorizar el lugar del trabajo en la vida de un sujeto pensándolo como generador de identidad. Coincidiendo además con la definición de Freud acerca de salud mental, no es nuestro criterio inhabilitar como método de cura, ya que entendemos que es la inserción y la continuidad laboral, lo que contribuye a la superación y mejoramiento de la sintomatología.

 

Lic. Cecilia Araujo y Lic. Liliana Moroni