Comunicación, confianza y compromiso son algunos  de los factores que garantizan un buen equipo de trabajo.

 

rrhh_cmfr

En la actualidad, el mercado laboral se caracteriza por ser altamente competitivo y dinámico, acorde a un contexto mundial de permanentes cambios sociales, políticos y económicos. El proceso de detectar y, sobre todo, de retener talentos idóneos que compartan los valores y la cultura de la empresa, se convirtió en una tarea compleja en la planificación a futuro. Hoy se valoran las nuevas técnicas que acompañan la entrevista tradicional como por  ejemplo,  la selección por competencias, assesment center, psicotécnicos, etc. Estas herramientas alternativas, permiten alcanzar una mejor performance al momento de la búsqueda, teniendo en cuenta todos los parámetros para lograr la satisfacción interna.

“Creemos firmemente que entre el personal y la organización debe haber una relación de respeto mutuo, en donde se contemplen las necesidades y se ayude a satisfacerlas.

No sólo se trata otorgar una serie de be neficios y concesiones sino que la empresa debe tener en cuenta cientos de variables cambiantes y motivantes para alcanzar este cometido.

Habitualmente, cuando se habla de satisfacción laboral, se lo relaciona con un buen salario, flexibilidad horaria, mayor cantidad de días de vacaciones, horario reducido, guardería, entre otras cosas que, si bien son importantes, no son suficientes. La empresa de hoy también debe ser consciente de que, otorgar premios y beneficios es un aliciente más en el difícil camino de la fidelización. Es fundamental conocer el grado de satisfacción y compromiso de nuestro personal, por ello nos preocupamos por escucharlos y saber qué esperan de la organización, qué es lo que más valoran, cuáles son sus objetivos, sus preocupaciones  y sus sueños.

Creemos firmemente que entre el personal y la organización debe haber una relación de respeto mutuo, en donde se contemplen las necesidades y se ayude a satisfacerlas. No se trata de recursos a administrar, sino de seres humanos que deben ser tratados con respeto y dignidad.

El modelo de recursos humanos ha cambiado en los últimos tiempos. El paradigma anterior tenía un enfoque más administrativo y de gestión de las personas, se consideraba al personal solo como un “recurso”. Hoy, las organizaciones ven a las personas como parte del capital de la organización, que aportan valor y tienen necesidades e inquietudes.

En Centro Médico  Integral Fitz Roy entendemos que la satisfacción de los trabajadores es un fin en sí mismo, un valor que compete tanto al trabajador como a la empresa. Creemos firmemente que, conocer  a los participantes de nuestra organización, escucharlos, entenderlos y generar lazos de confianza y solidaridad, es el primer paso para lograr colaboradores comprometidos, contentos y predispuestos a cumplir con los objetivos institucionales. La confianza y el trabajo en equipo son el único camino para generar relaciones sólidas y perdurables. Intentamos  ser realistas, establecer objetivos alcanzables, asumir compromisos posibles y realizables.

Pero ante todo creemos que la base de todo buen clima laboral es la comunicación. El personal necesita conocer el estado real de la organización, sus objetivos, sus metas, su visión; además, debe saber qué se espera de su desempeño, qué fines debe alcanzar para poder desempeñarse de forma segura y alineada a los intereses de la empresa. Es fundamental contar con las descripciones  de puesto por escrito y actualizadas, de modo de saber claramente las funciones y responsabilidad que conllevan. Los trabajadores requieren estar informados, participar, ser tenidos en cuenta, consultados y ser reconocidos.

El desafío de las organizaciones es hacer que el entorno de trabajo sea más sencillo, seguro, saludable, protegido, interesante, estimulante, motivador y entretenido. La interacción entre el colaborador y la organización está basada en la reciprocidad. Para alcanzar el éxito ambos deben basar su relación en sólidos principios morales y en la confianza mutua.

Lograr la satisfacción de los participantes de una empresa es un desafío, no sólo del departamento de Recursos Humanos sino de la organización en su conjunto. Es por eso que “estamos para ayudarte” es nuestro lema. Tenemos nuestras puertas abiertas, brindamos nuestra escucha y colaboración para que juntos podamos construir el lugar de trabajo que soñamos.