Mi trabajo no es hacérselo fácil a la gente. Mi trabajo es hacerlos mejores. […] Es tomar personas importantes dentro de la compañía para apoyarlos,  para que sean aún mejores, de tal forma que obtengan una visión más agresiva de cómo podría ser el producto en el que trabaja”.

Steve Jobs

Analizar los lugares de trabajo de los empleados que realizan tareas monótonas permite elaborar un plan de rotación de puestos que contribuya a combatir el estrés laboral. Este puede ser definido como un proceso que se inicia ante un conjunto de demandas ambientales que recibe la persona, para las cuales no se encuentra preparada o posee recursos insuficientes para afrontarlo.

Esta reacción incluye una serie de consecuencias físicas, mentales y emocionales como respuesta,  las más importantes son: la ansiedad, la ira, el dolor físico y la depresión. Esto último afecta negativamente el desempeño laboral y a la eficacia de las empresas.

 

Consecuencias posibles para las empresas:

  • Incremento del ausentismo.
  • Menor dedicación al trabajo.
  • Disminución del rendimiento y  de la productividad.
  • Aumento de las prácticas laborales poco seguras y de las tasas de accidente.
  • Mayor cantidad de quejas.
  • Problemas legales.
  • Deterioro de la imagen institucional.

 

Los lugares de trabajo que implican tareas monótonas, rutinarias, estrictamente pautadas, pueden generar tensión. Esto puede modificarse contemplando la posibilidad de rotar a las personas de los puestos de trabajo, de acuerdo a un plan elaborado minuciosamente por el equipo conductor, como estrategia para evitar la fatiga y el desarrollo de estrés. Puede tener ventajas interesantes, siempre que se evalúe a los candidatos y los lugares de trabajo.

El objetivo de la  rotación es  orientar y capacitar a nuevos empleados, hecho  que puede contribuir a  reducir el ausentismo y la exposición a riesgos significativos. La movilidad laboral incrementa la satisfacción en el trabajo.

Es importante que los empleadores elaboren políticas de gestión en salud para los trabajadores que incluyan el estrés laboral ya que es un riesgo importante a tener en cuenta y con pequeños cambios significativos bien analizados, puede reducirse.

Establecer mecanismos apropiados para que los colaboradores puedan desempeñarse en diferentes áreas contribuye a salir de la zona de comodidad, los inspira a pensar diferente, fomenta la innovación, amplia los puntos de vista y crea climas de trabajo más productivos, lo cual impacta directamente en la competitividad y rentabilidad de las empresas.
Servicio de Psicopatología