Fomentar el respeto y el sentido de pertenencia entre los empleados es el objetivo de todo departamento de Recursos Humanos. El compromiso es la clave para disminuir los conflictos y elevar los estándares de productividad.

Es fundamental tener en cuenta la visión de todos los participantes en el proceso laboral acerca de las estructuras de la empresa, su puesto de trabajo y tareas, su compromiso y desafíos.

El fruto de la relación de la empresa con sus empleados es una construcción que se da todos los días. Las gestión de las normas internas, la comunicación fluida, la capacitación según necesidades, la retribución por desempeño, los beneficios y todas las acciones y procesos modifican el ambiente de trabajo. El departamento de Recursos Humanos debe estar siempre atento a las variables del clima organizacional, de esta manera puede conocer si la idiosincrasia y las prácticas de la empresa, tienen una percepción positiva o negativa en los empleados y saber si se consideran a sí mismos como espectadores o parte activa de los procesos organizacionales. Es fundamental tener en cuenta la visión de todos los participantes en el proceso laboral acerca de las estructuras de la empresa, su puesto de trabajo y tareas, su compromiso y desafíos; todo es importante para obtener una radiografía del clima laboral actualizada. La adecuada generación de una cultura interna positiva para los empleados es esencial para lograr un clima favorable y que la empresa sea vista como un lugar deseable donde trabajar. Mantener este buen clima depende siempre de líderes cercanos, que motiven, formen equipos interdisciplinarios y que crean en la comunicación como eje fundamental de las relaciones. Así como un clima organizacional negativo repercute directamente en los objetivos de la empresa produciendo alta rotación, baja productividad, aumento de la conflictividad interna; cuando el clima está basado en el respeto sucede todo lo contrario. La medición estará muy ligada a la situación particular de cada empresa, y se podrá realizar a través de cuestionarios diseñados especialmente para cada caso. Es necesario tener presente que no hay encuesta de clima efectiva sin acciones posteriores de mejora; deben ser utilizadas como punto de partida de un progresivo cambio cultural. Una empresa es una pequeña sociedad conformada por individuos interrelacionados entre sí en un objetivo común. Es su actitud dinámica y en constante evolución, lo que determina la permanencia de una empresa en un mercado altamente competitivo y la satisfacción de sentirse parte en la generación de nuevas ideas y acciones. Un clima laboral positivo es la base de una empresa proactiva.